Bodegas
Luján de Cuyo


Catena Zapata

Catena Zapata


La Bodega Catena comenzó cuando Nicola Catena, recién llegado de Italia en 1898, planto su primera viña Malbec en 1902. Su nieto Nicolas Catena tomó las riendas de su padre Domingo en los 60. Después de un viaje a California, él se hizo uno de los precursores de la elaboración de vinos finos no sólo en Mendoza sino en todo Argentina durante los 80 y 90. Dedicación e investigación han dado como producto vinos altamente puntuados en todo el mundo. Esta visita es ideal para entender y descubrir la calidad y finesa de estos vinos, degustando un Chardonnay, Malbec, y Cabernet Sauvignon, y para entender la modernización de la industria del vino argentino en la década de los 90. Bodega Catena Zapata es uno de los más reconocidos viñedos Argentinos en el mundo entero. Nombrado “Man of the Year” de la revista Decanter, Nicolás Catena ha influido mucho la escena de vino en Argentina. Sobre todo, es un placer degustar sus ricos vinos!

Ruca Malen

Ruca Malen


Bodega Ruca Malen nace en 1998, como el resultado del sueño de dos amigos, Jacques Louis de Montalembert y Jean Pierre Thibaud, unidos por la misma pasión: elaborar vinos de altísima calidad. La búsqueda de la calidad estuvo presente en cada hito de la bodega: en cuanto a la ubicación, la definición de la tecnología, pero fundamentalmente en el manejo, cuidado y tratamiento del viñedo, que es donde nacen los grandes vinos que elabora esta bodega, de la mano del enólogo Pablo Cúneo. El estilo de Ruca Malen se traduce en vinos elegantes, complejos y equilibrados, que acompañan las comidas realzándolas, sin opacarlas. Durante la visita de Ruca Malen, degustarán un vino de cada línea: Yauquén, Ruca Malen, y Kinién. Está bodega representa dos lados del vino en Argentina: la tradición de los inmigrantes, a través de los fundadores, y el respeto por la cultura y la tierra de América, con su representación de leyendas Mapuches. Sobre todo, elaboran cuidadosamente vinos de alta calidad.

Norton


En 1895 Edmund James Palmer Norton conoció el suelo mendocino durante la construcción del tren que unía Mendoza con Chile. Admirado por el terroir, fundó Bodega Norton al sur del río Mendoza con la plantación de vides importadas de Francia. Su misión: Ser la mejor bodega de Argentina reconocida por la calidad de sus vinos, el profesionalismo y la honestidad de su equipo de trabajo, manteniendo la pasión que la caracteriza y la excelencia en la elaboración del vino. Bodega Norton abre sus puertas al visitante para acercarlo al mundo vitivinícola partiendo desde nuestros viñedos y viviendo de cerca la elaboración de nuestros vinos con un recorrido por bodega que los encontrará finalmente en una degustación y brindis en la barra de wine shop. Norton ha sido uno de los nombres más grandes desde el principio de la producción del vino en Argentina. Producen vinos centrándose en la filosofía del placer para aquellos que toman sus vinos. En la visita de esta bodega, se tendrá la oportunidad de degustar el vino en cada uno de sus etapas de elaboración, y al final se realizará tu propio corte de vino y al almuerzo se puede catar los cortes para seleccionar un ganador.

Bodega Vistalba


Esta bodega fue construida en el año 2002 en una finca familiar en pleno corazón de Vistalba (Luján de Cuyo) es allí donde Carlos Pulenta desarrollo su proyecto personal de Vinos de Corte, que involucra a miembros de su familia, asesores, enólogos y un valioso grupo Humano de conocedores de esta tierra. En ésta visita aprenderemos sobre el arte del blend y como se logran increíbles cortes de vinos para obtener las mejores cualidades de cada varietal, con la oportunidad de degustar dos vinos de Tomero Clásico, uno de Vistalba Corte C, y uno de Progenie II. Desde la larga tradición familiar de la Bodega Vistalba, aprenderán el arte de combinar las cepas para dar aromas y sabores únicos y diferentes. Además, se almorzará en el restaurante ganador del premio al mejor restaurante en bodega de las ocho capitales del vino del mundo en el 2005.

Achával Ferrer


Fundado en 1998 por un grupo de 6 amigos, Argentinos e Italianos, Achával Ferrer tiene la pasión por hacer grandes vinos, fieles exponentes de la tierra que les da origen. Ellos trabajan en la elaboración de vinos tintos de excelente calidad, personalidad y estilo superiores, que formen parte del grupo de los grandes vinos del mundo. Lo hacen bajo dos sólidos principios: la búsqueda de la calidad en todos sus productos y el respeto por el terroir. Con el know-how de un experto vinicultor, Roberto Cipresso, Achával Ferrer logra elevar la calidad de sus vinos a su más excelsa expresión. Sobre todo, se puede degustar sus vinos sabrosos tintos! Esta bodega tiene reconocimiento mundial, aun logró estar en la primera página en Decanter y Wine Enthusiast. Además, este grupo de amigos hacen vinos con un profundo respeto por su expresión varietal y territorial.

Nieto Senetiner


La historia de Bodegas Nieto Senetiner se remonta hacia el año 1888, cuando inmigrantes italianos la fundan y plantan los primeros viñedos en Vistalba, Luján de Cuyo, provincia de Mendoza. La bodega se desarrolló en manos de diferentes familias durante las primeras décadas del siglo pasado, que le procuraron la forma arquitectónica que aún hoy se conserva. En el año 1969 es adquirida por la familia Nieto Senetiner, quien amplía las instalaciones dando comienzo a una nueva etapa de crecimiento, y en 1998 pasa a formar parte del Grupo de Negocios de Molinos Río de la Plata. La bodega posee una posición consolidada de liderazgo en todos los segmentos de vinos y espumantes de media y alta gama, donde participa, comprometida con los más altos estándares de elaboración y calidad, sustentados en un plan continúo de inversiones en nuevas fincas y tecnología de procesos. En la Bodega Nieto Senetiner se descubre una gran parte de la Historia vitivinícola de Luján de Cuyo además de aprender sobre diferentes métodos de elaboración en vinos tranquilos y vinos espumantes.

Viña Cobos


El vinicultor de California, Paul Hobbs, conoció Argentina en 1989 y quedó inmediatamente intrigado por el terroir y cultura argentina, detectando un potencial único para el Malbec y otros varietales en la región. En 1997 Andrea Machiori y Luis Barraud conocieron a Paul en California, ahí decidieron juntos emprender la creación de Viña Cobos. Desde entonces, los tres socios han continuado aumentando el portfolio de vinos ultra Premium, por los cuales reciben gran reconocimiento. Todos y cada uno de sus vinos poseen una auténtica expresión de la vid, fundada en el equilibrio y la armonía que ellos logran en los trabajos de viñedo y bodega. Ellos buscan con éxito que, año tras año, sus vinos expresen la mejor tipicidad de cada variedad y cada terruño. Degustarán dos vinos de la línea Felino y un de Bramare también. Por qué esta bodega? Esta bodega merece nuestro tiempo porque mezcla la innovación y experiencia de Paul Hobbs, con el conocimiento de la tierra de sus socios Andrea y Luis para crear vinos complejos con los sabores intensos de frutas y especias.

Altavista


La familia D'Aulan elabora vinos en las principales regiones vitícolas del mundo, desde Francia - de donde es originaria- a Hungría y Argentina, donde crearon Alta Vista en 1998 buscando la excelencia para dos variedades emblemáticas: Malbec y Torrontés. El resultado es la conjugación perfecta entre savoir faire francés y pasión argentina. La visita comienza con un reconocimiento del viñedo, continúa con un recorrido por el área de vendimia y elaboración, completan la visita la boutique construida en una antigua pileta para degustación y venta de productos y una moderna sala de degustación profesional, única en su especie. La bodega Alta Vista ofrece una oportunidad particular en que se podrá apreciar las técnicas y estilos franceses en cepas características de nuestra tierra.

Clos de Chacras


Bautista Gerónimo Gargantini llegó en Argentina en 1883. Una vez acrecentado su capital, se asoció con otro integrante de la comunidad suizo-italiana, Juan Giol, con el que compartía el secreto de “cómo hacer vino” y construyeron una bodega que rápidamente se transformó en un mito de la vitivinicultura mendocina, la Bodega Giol. En 1899, producieron su primer vino bajo la marca Cabeza de Toro. En 1909, con 50 años de edad, Bautista Gerónimo, decidido a volver a su tierra natal, vendió su parte a su socio y compró una propiedad en Rivadavia (prov de Mendoza), encomendando a su hijo, fundar allí Bodegas Y Viñedos Gargantini S.A.. Clos de Chacras representa mucha de la historia y los raíces de vino en Argentina. Además, hoy en día es una bodega boutique, muy linda y con un enfoque en producir vinos de excelente calidad.

Melipal


La familia Aristi tiene generaciones y generaciones de experiencia trabajando la tierra argentina. En 2002, ellos establecieron la bodega Melipal con la primera añada del vino en 2003. Se decidieron a dedicarse a hacer vinos super premium. Con consistencia, entusiasmo y pasión, ellos representan la tierra de Alto Agrelo 100% con todas las uvas viniendo de viñedos propios de esta región. La marca Melipal viene de la lengua de los Mapuche y significa La Cruz del Sur, que utilicen para navegarse en las montañas. Además de ser una bodega completamente argentina, Melipal produce vinos increíbles. La bodega en sí es linda, con vista de las montañas y un jardín amplio con un servicio turístico de alta calidad.

Lagarde


Lagarde es una bodega tradicional e histórica cuyas estructuras edilicias permanecen intactas desde 1987, año de su fundación. Recorriendo la bodega, sus centenarios viñedos, sus patios y la casa patronal, se respira la atmósfera de tiempos pasados. Al mismo tiempo que se preserva su cultura e identidad, también invierte en tecnología de última generación para asegurar la excelente calidad en la elaboración de todos sus vinos.

La bodega posee una capacidad total de 1.600.000 litros, de la cual un 35% corresponde a tanques de acero inoxidable con mallas de refrigeración incorporada, y un 65% a pequeñas y medianas piletas de cemento revestido con epoxi.

La temperatura de todos los tanques y piletas se controla mediante un sistema central, que permite un correcto monitoreo de las temperaturas a las que los vinos han sido sometidos durante su elaboración y conservación. A su vez, cuenta con 800 barricas de roble (85% francés y 15% americano), las cuales se renuevan cada 3 años en el caso de los vinos tintos y cada 4 años en el caso de los vinos blancos.

Chandon


A fines de los 50, La casa Moët & Chandon, de Epernay, la cuidad más importante de la zona de champagne Francia, proyectaba instalar, por primera vez en varios siglos de existencia, bodegas y viñedos fuera de Francia. El lugar elegido fue la Argentina. Renaud Poirier, experimentado enólogo de la empresa, recorrió distintas zonas de nuestro país, y determinó que el emplazamiento más apto para ese proyecto era la provincia de Mendoza, en la localidad de Agrelo, distrito del departamento de Luján de Cuyo.


Corría el año 1959 cuando el proyecto se concretó. La empresa desde sus principios tuvo el asesoramiento de los técnicos de Moët & Chandon de Francia. Motivos para esas expectativas no faltaban: Moët & Chandon fue fundada en el año 1743 y sus productos, incluyendo el legendario Don Perignon ya eran famosos en todo el mundo. La sapiencia enológica de la empresa y su formidable poder de comercialización, además de colocar rápidamente al champaña Chandon en el tope de las ventas, formaron e impusieron el "gusto argentino" provocando un cambio muy marcado en las costumbres de la gente.


Ese éxito, al que podríamos llamar fulgurante, impulsó a muchas bodegas a tratar de competir, elaborando sus propias champañas. El mercado que ya había crecido con la aparición de Chandon, se amplió aún más. Sin embargo en esa tendencia, el norte, el camino a seguir, fue siempre Bodegas Chandon, que tiempo después creó el Baron B., la Cuvée Speciale de la empresa. Cumplido este primer objetivo, Chandon se lanzó a elaborar una línea de vinos blancos, rosados y tintos. En los últimos años Bodegas Chandon ha hecho grandes inversiones en su establecimiento llegando a una capacidad de almacenamiento de aproximadamente 17000000 de litros. Bodegas Chandon posee viñedos con una superficie aproximada de 1333 has. de las cuáles cultivadas se hayan unas 500 hectáreas, las cuales se incrementan año tras año.

Finca Decero


Finca Decero fue llamada así porque carga el amor familiar con los vinos a una tierra que estaba desolada y empezaron “de cero”. En la década del 70, Adda, madre de Thomas Schmidheiny, se inspiró en los viñedos de Napa para fundar una pequeña bodega familiar. Veinte años después Mendoza conquistó el corazón y el espíritu de Thomas, quien venía de cruzar los Andes desde Chile.


Empezar "de cero" era exactamente lo que Thomas Schmidheiny soñó para dar comienzo una bodega de calidad internacional, libre de tradiciones y cautiva de la pasión por hacer vinos. Fue en el valle de Agrelo, reconocido por producir vinos tintos de gran calidad, donde instintivamente Thomas supo que había encontrado el lugar para continuar su legado familiar y crear vinos que expresaran genuinamente su origen.

Luigi Bosca


Fundada en 1901 por Don Leoncio Arizu, la Bodega Luigi Bosca cuenta con una extensa trayectoria en la industria vitivinícola nacional.Poseen 7 fincas en la provincia, con más de 700 has. dedicadas al cultivo, estudio y entendimiento de la vid. Dirigida actualmente por la tercera y cuarta generación, constituye una de las pocas bodegas que, a través de las décadas, permanece en manos de la familia fundadora y que, por su prestigio, se ha convertido en un paradigma del vino argentino.


Los Arizu han trabajado desde siempre en la búsqueda de la máxima expresión del vino argentino y han sido protagonistas de los grandes cambios de la industria vitivinícola nacional, en 1989 la familia trabajó activamente en la fundación de la primera DOC en Argentina, la Denominación de Origen de Luján de Cuyo. Los pilares sobre los cuales han logrado consolidar su trayectoria han sido la expansión a nivel internacional, su prestigio basado en la experiencia trasmitida a través de los años, la constante y homogénea calidad en los vinos y una búsqueda permanente de la excelencia mediante la innovación, el dinamismo y la tecnología de avanzada.

Séptima


Ubicada en Agrelo, a pie de la cordillera de los Andes, propone una amplia variedad de vinos y espumosos argentinos. Su arquitectura, el estilo de la construcción, los materiales empleados y la distribución de los espacios hacen del lugar un referente indiscutido entre las bodegas mendocinas de la última etapa de la vitivinicultura argentina. La bodega cuenta con una capacidad de 3 millones de botellas. La construcción se inspiró en el sistema constructivo ancestral de la pirca, técnica utilizada por los huarpes para levantar muros, que consiste en apilar piedras naturales. Poseen 150 has. plantadas y con equilibrados niveles de producción, ofrece una amplia gama de productos para el amante del buen vino y los exquisitos espumosos.

Casarena


Sobre un edificio centenario completamente restaurado abre sus puertas Bodega Casarena para dar muestra de sus vinos y viñedos, durante la visita se degustarán vinos en todas sus etapas de elaboración, desde el tanque de fermentación, Barricas de roble y finalmente los vinos embotellados y etiquetados. Casarena propone experimentar las diferencias en aromas y sabores del vino durante su producción en una bodega totalmente restaurada que da muestra de cómo ha evolucionado los procesos de elaboración del vino al día de hoy.

Kaiken


Bodega Kaiken, es la última apuesta del prestigioso enólogo chileno: Aurelio Montes, quien es socio fundador de Viña Montes (1986) ubicada en el Valle de Colchagua, Chile y; Montes USA (2006), actualmente produciendo vinos del Valle del Napa, en USA.


Está situado en Vistalba, el corazón vitivinícola de Luján de Cuyo, en una bodega antigua de 1930, que fue fundada por la familia italiana: Calise. La capacidad total de la bodega es de 6.000.000 litros. Sin embargo, la producción total de Kaiken es de 1.800.000 litros. Se utilizan tanques de concreto para la fermentación y el almacenamiento del vino. Las 1.500 barricas de roble francés, se guardan en 4 cavas diferentes. Las uvas provienen de sus viñedos distribuídos en 70 hectáreas en Agrelo y 150 hectáreas en el Valle de Uco. Lleva su nombre como los kaikenes (gansos silvestres) que vuelan sobre la Patagonia, entre Chile y Argentina.

Cruzat


La Bodega fue fundada en el año 2004 por un grupo de empresarios chilenos y el empresario argentino Pedro Federico Rossel. Desde sus inicios el objetivo ha sido desarrollar vinos espumosos de primera calidad. Para ello, eligieron las tierras de Luján de Cuyo, que cuentan con zonas de buena altitud, suelos con buen drenaje y buenas temperaturas para el crecimiento de la vid.

Los vinos espumosos de Cruzat, elaborados bajo el método tradicional Champenoise, de segunda fermentación en botella, reflejo permanente en la búsqueda de la excelencia y la constante preocupación en los detalles en el proceso de elaboración. Se trata de un producto que combina la tradición, así como el conocimiento y la tecnología, todas puestas al servicio de expertos que día a día se entregan a la producción de los vinos, en que quiénes dirigen a que Cruzat solo aceptan "excelencia en la calidad".

Pulenta Estate


Por más de tres generaciones, la familia Pulenta ha estado ligada a la viticultura argentina. En 1997, Antonio Pulenta vendió la mayoría accionaria de Trapiche y fue en ese momento que sus hijos Eduardo, único enólogo de la tercera generación, junto a Hugo, decidieron continuar con la tradición de la familia y construir su propia bodega: Pulenta Estate.


La bodega está ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina, y cuenta con 135 hectáreas de excelentes viñedos de una antigüedad de 16 años, donde las uvas gozan de un extraordinario clima con gran amplitud térmica. El agua de deshielo, proveniente de la cordillera de los Andes, favorece el riego de esta zona privilegiada.


Cada varietal se ha logrado mediante la combinación del trabajo manual y tecnología de punta, que permiten un delicado equilibrio en el producto final.

Dominio del Plata


En 1999, después de haber dedicado su talento durante más de 20 años al asesoramiento de empresas nacionales e internacionales del sector vitivinícola, Susana Balbo decidió llevar a cabo su sueño de tener una bodega propia, dando inicio a la construcción de Dominio del Plata en el corazón de Luján de Cuyo, Mendoza. Después de más de 10 años de crecimiento constante en los mercados internacionales, otro de sus sueños se hizo realidad: sus hijos, José, enólogo, y Ana, licenciada en Administración de Empresas, decidieron continuar con la tradición familiar e integrarse al equipo de Dominio del Plata.

Dotada de la más moderna tecnología, Dominio del Plata se caracteriza por su diseño único y simple, pensado para la elaboración de vinos de alta gama. Cada variedad se cosecha manualmente y se trata en forma especial para mantener toda la expresión de la fruta y lograr vinos de estilos particulares y únicos. Susana y su equipo trabajaron fuertemente para cumplir con los más altos estándares de calidad a nivel internacional, demostrando su compromiso con las problemáticas más importantes del siglo XXI: inocuidad alimentaria, sustentabilidad y responsabilidad social empresaria.

Tapiz


Bodega Tapiz es una de las bodegas tecnológicamente más avanzadas de la Argentina, que combina los mejores viñedos del país con una vasta experiencia en la elaboración de vinos. Los viñedos de la Bodega están ubicados en la región del Valle Uco y Agrelo en la provincia de Mendoza y en Yacochuya, Cafayate en la provincia de Salta.

La combinación del terruño al pie de los Andes y una mano de obra artesanal de excelencia garantizan la elaboración de un vino que captura todo el potencial de una región vitivinícola verdaderamente majestuosa.

Doña Paula


La primera cosecha comercial de Viña Doña Paula (pertenece al mismo grupo chileno de Viña Carmen) fue en 1999. Cuando los vinos llegaron a Perú por primera vez el éxito fue inmediato.

Su oferta es muy consistente, comenzando por la línea Los Cardos que sorprendió por su superlativa calidad para el precio. Los Doña Paula Estate son monovarietales o bivarietales con paso por barricas americanas y francesas.

Ubicada en Ugarteche, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina, Doña Paula es considerada una bodega estate ya que las uvas utilizadas para producir sus vinos provienen de viñedos propios que están situados en regiones vitivinícolas Premium de la provincia. Nuestro leitmotiv se sustenta sobre el principio corporativo de “entregar lo mejor que el terroir argentino puede ofrecer”. De esta manera, se aspira a ser referente de calidad y constituirse como actor reconocido de la Argentina por brindar vinos Súper Premium.

Renacer


El nombre de la bodega Andeluna se asocia a las bondades de la montaña (Andes) y las bajas temperaturas nocturnas que acompañan la transformación de las uvas en vino (Luna). El camino nos lleva hasta su edificio de netas líneas italianas, que se recorta sobre un fondo montañoso con picos de distintas alturas y diversos tonos de verde. El primer propietario de la bodega fue el empresario norteamericano Ward Lay, asociado con Ricardo Reina Rutini, apellido tradicional en el negocio bodeguero mendocino. Lograron un rápido reconocimiento internacional como líderes en vinos de alta gama en Argentina. Se exporta casi la totalidad de lo que se fabrica.

El ambiente en el cual botellas almacenadas y barricas de guarda esperan sus tiempos es húmedo, silencioso y casi en penumbra. Controles, paciencia y espera son las condiciones esenciales para lograr el añejamiento de cada línea de vino.

Piattelli Vineyards


Si bien el estilo de la bodega refleja el pasado, la producción está manejada con los métodos más modernos. La combinación de métodos tradicionales con tecnología de última generación apunta a la elaboración de vinos de alta gama. El proceso de elaboración de los vinos se basa en el máximo cuidado de las uvas y en un completo y exhaustivo control de todas sus etapas. Hasta que alcanzan su madurez, los vinos descansan en la cava subterránea en barricas de roble francés y americano. El concepto que guía a los vinos Piattelli es el de “producción orgánica”, concebido a través de una de una tierra nutrida por fertilizantes naturales y podas severas durante el invierno que limitan su producción. A través de este proceso, se logra una poderosa concentración de aromas y sabores.

En Piattelli Vineyards, la motivación fluye del amor que sienten por la familia, el país, la naturaleza y la vitivinicultura. Para ellos, el vino es más que una bebida de consumo. Es un regalo que ofrecen desde el corazón y simboliza la conexión con las personas y la tierra.

Great Wine Capitals
Argentina